La carreta: Personalidades dentro del équipo

reuniones-de-trabajoDurante la semana pasada hemos analizado dos de los cuatro distintos estilos de equipos de innovación: los équipos herméticos y los équipos de difusión; esta semana daremos lugar a la examinación de los últimos dos estilos. Pero antes (y dado que el tiempo apremia en esta época del año para mi, dado que es fecha de exámenes en la universidad) me interesa mostrarles un video referente a los distintos tipos de persoalidades que nos podemos encontrar dentro de un équipo de trabajo.

El video, desarrollado por un consultora internacional, muesta de forma muy ilustrativa las distintas personalidades de los miembros de un équipo y como estás pueden ayudar, colaborar o bien dificultar así como también destruir el trabajo que se intenta llevar a cabo. Creo que vale la pena difundir este video dado que, más allá de la publicidad respecto de la compañía que lo realizó, nos abré un poco los ojos a la hora de decidir que tipo de personas queremos como miembros y colaboradores de nuestro équipo. Sin más preámbulos, el video.

Sigue leyendo

La clave del ÉXITO

1922669728_1366604919Recientemente asistí a un curso llamado International Business Speaking, Oratoria en Negocios Internacionales (si se traduce literalmente). En este curso aprendí que para poder disertar eficientemente ante una cierta audiencia hay que tener en cuenta ciertos áspectos que todo buen discurso debe tener; entre ellos se encontraba una cualidad muy sencilla pero no por eso menos importante. la razón para escuchar. Cuando uno se dirige a una audiencia hay que dar una justificación de por qué esas personas deben escucharnos y prestarnos atención.

Así pues cuando se me ocurrió hace varios días la idea de comenzar a escribir en este blog, comencé también a pensar cuál debería ser la razón por la cual ustedes se detuvieran a observar su contenido. ¿Cómo llamo su atención? Es por eso que pensé: “Que mejor manera que comenzar con una publicación que diga como ser exitoso”. Dudo seriamente que haya una razón mejor como para seguir leyendo.

Sigue leyendo